| 16:26 COMENTARIOS    47 VISITAS   
COMENTÁ LA NOTA
Ante el riesgo de que ingrese a la provincia, toman medidas de prevención por plaga que afecta a cítricos
El equipo técnico de la Dirección Provincial de Agricultura del Ministerio de Producción comenzó esta semana a instalar “trampas” en fincas de Alijilán y Manantiales, en el departamento Santa Rosa, a fin de prevenir que ingrese la plaga conocida como HLB (Huanglongbing), de alto poder destructivo en los cultivos de citrus.
   Compartir   

 

Estas medidas preventivas se toman en función del riesgo real que existe de que la plaga llegue a las plantaciones de citrus de Catamarca. “Lo más preocupante es que en Santiago del Estero se ha detectado la presencia de este insecto adulto sobre una (planta) ornamental que es conocida como muralla paniculata (vulgarmente, “mirto”). Hay una resolución ministerial nacional que prohíbe su multiplicación y la permanencia de esa planta en el territorio argentino, y por lo tanto hay que erradicarla”, indicó el ingeniero  agrónomo Guillermo Rosales, director provincial de Agricultura.

El HLB es una enfermedad ocasionada por una bacteria que transmite un insecto conocido como Diaphorina citri. Es una enfermedad mortal de los citrus, ya que no tiene cura conocida hasta el momento. El objetivo de la intervención es monitorear el insecto vector a través de la colocación de trampas amarillas con pegamento para detectar su presencia, y actuar en consecuencia.

“Se trata de un psílido muy pequeño, similar a lo que vulgarmente se conoce como una “chicharrita”. Mide de tres a cuatro milímetros y cuando el insecto llega a su edad adulta tiene la posibilidad de hacer vuelos muy cortos y de multiplicarse muy fácilmente”, explicó Rosales. “Por lo tanto, la problemática se enfoca tanto en la etapa adulta como en los estadios juveniles como el caso de las ninfas. La instalación de las trampas es, justamente, para detectar al insecto adulto”, agregó.

Acerca de la presencia del HLB en Argentina, el funcionario provincial recalcó que “en Tucumán y en Catamarca no se ha detectado la presencia de este adulto y, por ende, tampoco está la enfermedad. Por eso la importancia de que Catamarca comience a trabajar en el tema ya que Tucumán ya tiene un sistema de monitoreo implementado. Para mantener el estatus sanitario de la citricultura es muy importante conocer la situación real y poder decir que Catamarca no hay presencia de este insecto vector”.

“Se necesita mucho trabajo a campo que es complementado en las oficinas con un sistema informático. Hemos elegido la zona de mayor superficie que es en el departamento Santa Rosa; las localidades de Manantiales y Alijilán, en las cuales en el transcurso de la semana estuvimos en las plantaciones instalando las trampas. La idea es implementarlo en toda la provincia, pero es un trabajo muy lento que se hace con toda la rigurosidad que tiene esta metodología”, indicó un miembro del equipo técnico.

 

 

 

   Compartir