Sociedad | 17:23 COMENTARIOS    44 VISITAS   
COMENTÁ LA NOTA
Urbanc: hay que trabajar, nunca hay que estar ociosos
Como cada año, en la tarde del lunes 7 de mayo, cientos de fieles se dieron cita en la capilla de San Cayetano, ubicada en calles Fortunato Rodríguez y Tucumán, para pedir y agradecer al Patrono del Pan y del Trabajo, en el cierre de las fiestas patronales.
   Compartir   

 

Los actos litúrgicos fueron presididos por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, acompañado por el Pbro. Julio Murúa, párroco del Sagrado Corazón de Jesús, a cuya jurisdicción pertenece esa comunidad del sur capitalino.
A las 16.00, la imagen del Santo Patrono salió de su templo y dio inicio la procesión. Mientras caminaban, familias completas elevaban portaban espigas y las imágenes de San Cayetano de sus hogares, elevando oraciones, canciones, y saludando con aplausos y vivas.
Al regresar a la capilla, se celebró la Santa Misa en el levantado sobre avenida Fortunato Rodríguez, donde el Obispo rogó “que tengamos todos los días en nuestras mesas, en nuestros hogares, el pan que necesitamos para vivir, lo suficiente”.
También exhortó a que “cuidemos lo que Dios nos da y aprendamos de San Cayetano, quien con su protección nos quiere ir acompañando en el camino de la vida para que tengamos el pan servido en la mesa de cada catamarqueño, y tengamos también el trabajo que lo tenemos que buscar siempre. Y recuerden que hay que trabajar, nunca hay que estar ociosos, hermanos”.
Alentó a los presentes diciendo que “nosotros tenemos que trabajar, porque Dios nos ha dado la inteligencia y las manos, para ganarnos el pan de cada día. Cuando pidamos trabajo, que realmente tengamos amor al trabajo; hacer el bien, sin mirar a quien. Y eso tenemos que enseñar a nuestros niños con el ejemplo”.
Para finalizar recalcó que “hay que trabajar por amor a Dios, y Dios te va a dar la recompensa, así vamos a ser felices. Todos tenemos que hacer las cosas con alegría, por amor a Dios, que no malgastemos el día si tenemos salud, fuerza, formación”.
   Compartir