Catamarca

Importancia de completar el Calendario Nacional de Vacunación

En niños, niñas y adolescentes.

Desde el Ministerio de Salud de la provincia, a través de los equipos de las diferentes áreas, se insiste en la importancia de completar el Calendario Nacional de Vacunación de niños, niñas y adolescentes.

En este sentido, es importante destacar que en nuestro país contamos con vacunas que son gratuitas para toda la población desde el nacimiento de los niños y niñas, y que son necesarias para prevenir diferentes enfermedades.

Las vacunas están destinadas a generar inmunidad contra una enfermedad, estimulando la producción de anticuerpos, por esta razón, es de suma importancia que los adultos responsables respeten el esquema de colocación de las dosis de vacunas establecidas en el Calendario, ya que gracias a la vacunación masiva, en nuestro país y en diferentes partes del mundo se lograron erradicar algunas enfermedades.

En este sentido, la pediatra Verónica Di Giovani explicó que “la vacuna antimeningocócica conjugada tetravalente (ACYW) protege contra la enfermedad meningocócica invasiva y sus complicaciones. Las formas más frecuentes de presentación de esta enfermedad: meningitis y sepsis (infección generalizada)”.

También señaló que “el meningococo es una bacteria que provoca enfermedades graves, como meningitis, que es la inflamación de la membrana que cubre el cerebro y sepsis, que es una infección generalizada; que son enfermedades que pueden tener consecuencias fatales o dejar secuelas irreversibles como amputaciones, la pérdida de audición o secuelas neurológicas graves.

Con respecto a los esquemas, Di Giovani resaltó que “existen dos esquemas diferenciados según etapa de la vida; en lactantes la primera dosis es a los 3 meses de vida, la segunda dosis a los 5 meses y  el primer refuerzo a los 15 meses de vida. Asimismo, los adolescentes tienen una dosis única a los 11 años de edad”.

La vacunación de lactantes tiene el objetivo de proteger de la enfermedad al grupo etario más vulnerable y con mayor riesgo de enfermar y morir.

Finalmente se informó que la vacunación de adolescentes es una estrategia complementaria que ofrece no sólo la protección directa del grupo vacunado, sino fundamentalmente la disminución de la transmisión de la bacteria desde los adolescentes (portadores más frecuentes del meningococo, en nariz y fauces) a los lactantes; ofreciendo así una protección indirecta para aquellos niños que no estén vacunados.

Comentarios
Volver arriba